NOTICIAS | NOVEDADES
Inicio del Ciclo Escolar
Bendición del Mural: 46 años de educación formal, espiritual y religiosa

En 115 metros de extensión, nuestro mural rememora los inicios y la expansión de esta Comunidad Educativa, conformada por el Jardín de infantes El Patito Feo, el Colegio del Sagrado Corazón y los institutos Monseñor Roubineau y Superior San José I-27. La obra revaloriza las figuras, el ímpetu y los valores de sus creadores: Monseñor Ramón Roubineau y Elisa Domínguez. 

Con la presencia de la fundadora de esa casa, Elisa Domínguez, de docentes, tutores, alumnos y ex alumnos, autoridades de esa casa, de la directora de Enseñanza Privada, Susana Benítez, de la viceintendenta de la ciudad, Any Pereyra, y de los artistas que lo realizaron,  el 14 de marzo, en horas de la tarde se realizó la Misa de inauguración del Ciclo Escolar y Bendición del Mural que resume unos 46 años de historia ligados a la formación.

La obra fue realizada por José kura, Daniela Almeida y Marcos kura, con la técnica del esgrafiado, con aplicaciones y estucados, sobre una dimensión total de 115 por 3 metros, lo que la constituye como una de las más extensas de la provincia de Corrientes con esas características.

Presidió la Misa el padre Carlos Fernández, acompañado los sacerdotes Marcelo Sena y Pedro Swinnen. La celebración se realizó en el patio trasero del Instituto Roubineau.

La obra, se emplaza sobre el muro perimetral de la institución, por la avenida Sarmiento, y representa una postal que resume la vida de una de las instituciones con mayor trayectoria en la formación educativa religiosa, en la ciudad capital.

El desarrollo del cuadro trata como contenido aspectos de su historia, con la semblanza de sus fundadores y sus primeras maestras.

Las figuras de Monseñor Ramón Roubineau, su fundador; de Elisa Domínguez, su precursora;  y de las primeras docentes que ocuparon sus aulas, constituyen la primera parte del relato. Así, en los primeros metros se plasma la figura de una maestra que abre la obra con brazos extendidos y un grupo de niños que camina por la barriada del Colegio,  paisaje que acompaña el trabajo en varios momentos.

A continuación, la figura de Monseñor Roubineau reaparece, esta vez para dar sus mensajes en hojas que a manera de vuelo recorren el relato. Con ello, pájaros y hojas se entrelazan organizando un nudo conductor entre las figuras.

La imagen de una silla y un libro que en soledad esperan ser ocupados por un nuevo estudiante le anteceden a una imagen extraída de una vieja fotografía con un docente y niños sentados sobre un  tronco de la escuela.

Jesús,  con el Sagrado Corazón, inicia un tramo dedicado a la fe y a la espiritualidad, con la Cruz y la Virgen de Itatí de fondo y que en perspectiva, permite visualizar  la antigua fachada de la capilla.

En otra escena, un niño atraviesa la barriada en su bicicleta protagonizando un momento más lúdico y divertido. Mariposas y animales llegan al mural con colores y aplicaciones, la naturaleza y un nuevo mensaje surgen en ese universo, que a su vez se une a los niños  proponiendo  mayor conciencia y cuidado de los recursos naturales. Ahí mismo, la gracia y la espiritualidad se unen para dar profundidad al mensaje.

También tienen lugar en la obra los recursos característicos de esta región como lo es el río y sus paisajes. Se representa mediante una metáfora que refleja ?la niña acostada a manera de ?rio-canoa-luna?.

La obra finalmente retoma los contenidos y objetivos de la institución; el deporte en sus variadas disciplinas, y las distintas profesiones y oficios  que se van plasmando en el futuro de los alumnos. Otra docente con los mismos brazos abiertos espera para cerrar el mural.

En la ochava, último tramo del mural, una imagen del Papa Francisco, ensalza un luminoso y esperanzador mensaje por una humanidad que debe volver a ser fecunda en sus valores cristianos,  de amor, paz y trabajo.

Párrafo aparte merecen dos tramos sobre el inicio que evocan la figura de San José carpintero así como una alegoría al conocimiento a través de la frase ?La sabia que nutre espíritu y mentes?, ambos dedicados al Instituto Superior San José I-27.

En su totalidad, el mural destaca a las figuras que dieron inicio a esta comunidad educativa que se expandió a la par de la ciudad, sus principios rectores, los propósitos y logros que la ubican entre las instituciones de mayor prestigio en el ámbito educativo local.

La obra pretende revivir la historia, pero principalmente, honrar a sus ilustres creadores.

DOCUMENTOS RELACIONADOS

INSTITUTO MONSEÑOR ROUBINEAU
Tel: +54 379 4428601- Av. Sarmiento 1971 - CP 3400 - Corrientes, R.A.
estudio complot