NOTICIAS | NOVEDADES
Mensaje
Ciclo 2022: Un año para aprender y enseñar con esperanza

Tras dos años de aislamientos y trabajo en burbujas, iniciamos un ciclo que nos encuentra juntos como antes, pero diferentes. 

Atravesamos un proceso impensado de cambios y de muchos aprendizajes: aprendimos a reconocer aún más el valor de la vida, nos esforzamos en cuidarnos y en cuidar a los demás, entendimos lo importante que es respetar los tiempos y espacios del otro, construimos nuevas formas de aprender y nuevos espacios para encontrarnos.

Y a pesar de que este año se muestra más cerca de lo que fue la vida previa a la pandemia, ninguno de nosotros somos los de antes. Fuimos transformados por una corriente impetuosa  que, a fuerza de confinamientos y en ocasiones, de pérdidas irreparables, nos enseñó a abrazarnos a un valor sumamente importante: el del compromiso social, que nos impulsa a pensar en el bienestar del otro, a construir  y construirnos comunitariamente.

Casualmente, ese interés por el bien común fue uno de  los pilares sobre los que el padre Ramón Roubineau erigió esta obra educadora.

Él quería que de estas instituciones egresaran “jóvenes comprometidos con Dios y con el bien común, capaces de defender a la patria y de construir hogares”. En este tiempo, dimos un paso adelante en ese aspecto. Crecimos. Sentimos que nos consolidamos más como una comunidad que camina, cerca unos de otros, acompañándonos aún a la distancia. Hicimos patria y alimentamos el compromiso al cuidarnos, protegiendo a los más débiles, reprimiendo libertades por un bien mayor: el bienestar de todos.

La pandemia nos dejó muchas cosas, buenas y malas. En el inicio de este ciclo lectivo queremos rescatar, para mantenerlo bien presente, este crecimiento hacia una vida más involucrada con el bien social, que nos impulsa a pensar siempre en el otro. Es una fortaleza que debemos sostener con la certeza de que nada es más importante que el cuidado de la vida.

Este año, tenemos el desafío de reconocernos sabiendo que no somos los de antes. Con una mirada más humana y solidaria, recorramos este ciclo que inicia siendo y sintiéndonos cercanos, prójimos,  mirando con esperanza el futuro que podemos construir JUNTOS.

 

¡Feliz Ciclo 2022!

DOCUMENTOS RELACIONADOS

INSTITUTO MONSEÑOR ROUBINEAU
Tel: +54 379 4428601- Av. Sarmiento 1971 - CP 3400 - Corrientes, R.A.
estudio complot